Proyecto de Acto Legislativo que busca una Reforma Política institucional por medio de la cual se modifican las autoridades electorales en búsqueda de promover entidades imparciales y con mayor independencia.

Proyecto reforma politica
  1. ¿Por qué una reforma política de carácter institucional?

 

          El diseño institucional electoral colombiano ha venido revelando múltiples y variados problemas que deben ser solucionados de manera urgente.

          Entre las múltiples reformas constitucionales de carácter político y electoral que se han aprobado en los últimos años en Colombia, nunca se ha tenido una visión integral del diseño institucional de las autoridades electorales y sus funciones.

          Esto ha provocado una alteración del funcionamiento armónico y coherente del sistema electoral y, en consecuencia, de los mecanismos de fortalecimiento y control de las organizaciones políticas

          Las recientes elecciones demostraron la necesidad de una transformación profunda que ponga fin a la injerencia de los partidos en la elección del Consejo Nacional Electoral, la concentración en la toma de decisiones en la organización electoral por parte del Registrador Nacional del Estado Civil y las múltiples autoridades judiciales en materia electoral son algunos de los principales problemas que deben ser corregidos.

          Pero estos problemas no son nuevos, algunos fueron señalados y recogidos por la Misión Electoral Especial – MEE que surgió en 2017 como parte del Acuerdo de Paz. En el informe de la MEE se evidenció:

o   Falta de visión integral del diseño institucional de las autoridades electorales y sus funciones.

o   Se han identificado aspectos problemáticos para el buen funcionamiento y la credibilidad de la autoridad electoral, entre los que se encuentra, la conformación partidista de la autoridad electoral, generando dudas sobre la imparcialidad de esta.

o   Adicionalmente, en relación con el control judicial de los actos relacionados con el proceso electoral, los mismos se encuentran en manos del Consejo de Estado (jurisdicción contencioso administrativa), cuando deberían estar en una autoridad judicial especializada. Así como demoras injustificadas en la resolución de controversias y politización de las decisiones.

 

  1. Un nuevo modelo institucional

 

Es importante construir un nuevo modelo institucional que de manera eficiente resuelva los problemas previamente señalados y garantice celeridad en las decisiones, imparcialidad y transparencia en el desarrollo de los procesos electorales.

 

Para esto, se propone:

 

Creación de una Corte Electoral y un Consejo Electoral Colombiano como máximo órgano administrativo en materia electoral y de registro.

Diseño institucional propuesto:

 

          Crear una Corte Electoral, que sea la última instancia de las controversias electorales.

 

o   Que unifique las decisiones, genere un desarrollo jurisprudencial especializado y garantice un conocimiento técnico de los funcionarios que se encargan de resolver las controversias electorales.

o   Esta propuesta implica que la Sección Quinta del Consejo de Estado se traslada en su totalidad al nuevo Tribunal/Corte Electoral.

o   Permite cumplir con la orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, al garantizar que el ejercicio de los derechos políticos no pueda verse restringido ni limitado por medio de una autoridad administrativa.

 

          Crear un Consejo Electoral Colombiano, una institución colegiada responsable de la organización, ejecución y declaración de las elecciones y del control y vigilancia de los partidos políticos.

 

o   El Consejo Electoral Colombiano busca en primer lugar evitar la representación partidista que ha existido históricamente en el Consejo Nacional Electoral y la concentración de funciones en el Registrador Nacional, con el fin de dotar de independencia e imparcialidad al órgano encargado del control y vigilancia de los partidos políticos, de la organización de los procesos electorales, de la realización de los escrutinios y de la declaración de las elecciones.

o   Adicionalmente, las funciones que actualmente tiene la Registraduría Nacional del Estado Civil se trasladarán a este nuevo Consejo, con el fin de desconcentrar el poder que recae en una sola persona y garantizar que un cuerpo colegiado oriente las decisiones en materia electoral.

o   Esto es de especial importancia, pues todos los organismos electorales de América Latina son colegiados. Excepto en Perú y en Colombia.

o   El Consejo Electoral Colombiano estará compuesto por:

  •       Un consejo directivo como órgano supremo, integrado por cinco consejeros incluyendo a un presidente como actor responsable de ejecutar las decisiones que se tomen en el órgano.
  •       Una secretaria general
  •       Direcciones que recojan las divisiones temáticas propias de la antigua Registraduría Nacional del Estado Civil y del Consejo Nacional Electoral.
  •       Una Junta Directiva, conformada por el Presidente del Consejo Electoral, la Secretaria General y las Direcciones.

 

El modelo propuesto parte de modificar la estructura constitucional vigente para corregir las debilidades que se han evidenciado en los últimos años, pero se conservan los elementos que han tenido un buen funcionamiento. No se busca borrar todo y empezar desde cero.

 

 

  1.     Problemas y debilidades de las instituciones actuales

 

Consejo Nacional Electoral – CNE

 

          La postulación y la elección de los candidatos para el CNE está en cabeza de los partidos y movimientos políticos en el Congreso de la República. Esto ha profundizado el grado de incidencia de los partidos en la autoridad electoral y a la vez ha generado desconfianza sobre las decisiones en materia de inspección, vigilancia y control de la actividad electoral. En el momento en que la supervisión y control se ejerce sobre los mismos partidos políticos que eligen a los Magistrados, se genera un desbalance en el debate electoral que da pie a cuestionamientos acerca de la independencia.

 

          Las funciones del Consejo Nacional Electoral -CNE– han sido ampliadas con el paso del tiempo. Una de las funciones que mayores problemas ha generado es la de administración de justicia electoral, debido al sesgo partidista que puede existir al momento de la toma de decisiones, lo que genera desconfianza en los vigilados y en la ciudadanía en general. Pese a que se trata de una entidad de naturaleza administrativa, termina realizando actuaciones de carácter judicial, como aquellas asociadas con resolver las controversias que surgen entre actores en el proceso electoral.

 

          Actualmente, las autoridades judiciales que resuelven asuntos electorales no están especializados en la materia, sino que hacen parte de la jurisdicción contencioso-administrativa.

 

Registraduría Nacional del Estado Civil

 

          El actual diseño institucional ha permitido que todo el manejo del proceso electoral recaiga en la figura del Registrador. En la práctica las acciones desarrolladas por la Registraduría no tienen ningún tipo de fiscalización o supervisión, tal y como quedó evidenciado durante la crisis de credibilidad y confianza que se generó en el desarrollo de las Elecciones Nacionales 2022 (Congreso y Presidencia de la República).

 

          Lo anterior, pone en evidencia la necesidad de avanzar en un diseño institucional que desconcentre el poder y establezca un sistema de contrapesos efectivo al interior de la Organización Electoral.

Comparte este contenido en tus redes sociales:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp